24 octubre, 2017

Actualitat

España y Portugal abren corredores 5G para probar coches autónomo

Si alguien no lo tiene claro, la quinta generación de telefonía móvil no va de más velocidad para poder ver películas con mejor resolución en cualquier lugar

Ni tan siquiera va de poder jugar en remoto a un título con gráficos espectaculares sin que la latencia suponga un problema.

Al margen de que, evidentemente, va a permitir velocidades descarga y de subida muy superiores a las actuales y de que la latencia (el tiempo que tarda en llegar la señal) se va a reducir espectacularmente, el 5G es el posibilitador necesario de la nueva transformación digital, la que va a estar sustentada por el Internet de las Cosas: millones de cosas conectadas por kilómetro cuadrado enviando información que habrá que tratar.

Dos de los ejes fundamentales de esta nueva transformación van a ser la inteligencia artificial y la conducción autónoma. Este último, probablemente, junto con algunas aplicaciones de actuación remota (telecirugía, manejo de robots…) es el campo en el que es más fácil visualizar la potencialidad del 5G. De hecho, Telefónica realizó ayer su propia celebración del Digital Day con la demostración de conducción autónoma bajo 5G en Talavera de la Reina.

Sí, ayer, día 10 de abril, y a pesar de que no fuera noticia en ningún medio, fue el Digital Day. En Bruselas, la Comisión Europea lo celebró a su estilo, con un comunicado en el que se anunciaban, precisamente, las firmas de diversos acuerdos para favorecer pruebas de conducción autónoma transfronterizas y un plan para intentar que Europa no se quede atrás en la carrera por la inteligencia artificial.

 Sigue leyendo el original en: elmundo

alta

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar la seva experiència i els nostres serveis, analitzant la navegació al nostre lloc web. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Podeu canviar la configuració o obtenir més informació a la nostra política de cookies.     ACCEPTAR