24 octubre, 2017

Actualitat

El riesgo de la tecnología no es el robot sino la menor inteligencia humana

Frente al temor de muchos, la “inteligencia artificial” y los robots no son la gran amenaza social de la tecnología, sino que el peligro es “una menor inteligencia de los humanos” al dejar por comodidad en manos del software tareas clave como esforzarse por opinar más allá de lo que leen en Twitter.

Así lo explicaron hoy expertos nacionales e internacionales de inteligencia artificial y robótica durante una rueda de prensa conjunta en Madrid, organizada por la Fundación Ramón Areces y Springer-Nature, sobre el impacto de dichas tecnologías en la biomedicina.En el acto participaron Tarek Besold, director de inteligencia artificial de Telefónica Innovación Alpha Health; Jamie Paik, directora del Laboratorio de Robótica Reconfigurable de la Escuela Politécnica de Lausanne (Suiza); Kara Davis, del Centro Bass del Instituto de Investigación de Salud y del cáncer y leucemias pediátricos de la Universidad de Stanford (EEUU) o el catedrático de Sistemas Informáticos y Computación de la Universidad Politécnica de Valencia, José Hernández-Orallo.

Sedentarismo cerebral

Con tantas plataformas y redes sociales “la gente confunde las opiniones que lee con las suyas, y ese es el problema”, advierte la directora del Laboratorio de Robótica Reconfigurable de la Escuela Politécnica de Lausanne.

Mucha gente ya “no piensa”, ni siquiera se esfuerza en recordar un número de teléfono, ni se preocupa por aprender muchas de las cosas que encuentra fácilmente en internet, advierte Jamie Paik.

Fuente de la imagen: www.efefuturo.com

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar la seva experiència i els nostres serveis, analitzant la navegació al nostre lloc web. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Podeu canviar la configuració o obtenir més informació a la nostra política de cookies.     ACCEPTAR