24 octubre, 2017

Actualitat

Tribuna | España debe caminar hacia un mundo digital

La digitalización lo está cambiando todo: nuestra forma de trabajar, de aprender, de relacionarnos, de divertirnos, de consumir, etc. Sus beneficios potenciales son enormes, pero también sus riesgos, lo que exige adquirir las destrezas, habilidades y conocimientos necesarios para maximizar los primeros y minimizar los segundos. El ejemplo más llamativo es el riesgo de automatización de ocupaciones y tareas, que será mayor si no aumentan y se reciclan las competencias y habilidades de los trabajadores.

Un informe recién publicado por la OCDE pone el punto de mira en las medidas que deben implementarse para maximizar (minimizar) los beneficios (riesgos) de la digitalización. Además, en base a una amplia batería de indicadores (agrupados en tres grupos: competencias para la digitalización, exposición a la digitalización, y esfuerzo en materia de políticas de competencias y habilidades), identifica los puntos débiles y fuertes de cada país de la OCDE en el mundo digital. En el caso de España, tenemos de todo: una de cal y otra de arena.

El informe sitúa a España en el contexto de la OCDE con una síntesis de nueve indicadores que permiten formarse una idea del estado de la digitalización. De esos indicadores, en cuatro salimos bien parados: el porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento (10,3% frente al 13% en el promedio de la OCDE); trabajadores que necesitan una capacitación moderada para evitar el riesgo de una alta automatización (9,6% por el 10,9%); la tasa de matrícula en educación preescolar (96% contra el 87,2%); y el porcentaje de adultos que han participado en aprendizaje formal e informal en los últimos 12 meses (47,7% vs. 42%). En los otros cinco, nuestra posición es peor que la media: porcentaje de jóvenes con bajas capacidades cognitivas y digitales (3,5% vs. 2,3%); porcentaje de personas mayores con bajas capacidades cognitivas y digitales (34,6% vs. 17,1%); porcentaje de personas que hacen un uso complejo y diversificado de internet (55,5% vs. 58,3%); intensidad de TIC en el trabajo (0,39% vs. 0,51%); y profesores que necesitan capacitación en TIC (64,7%

Fuente de la imagen: cincodias.elpais.com

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar la seva experiència i els nostres serveis, analitzant la navegació al nostre lloc web. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Podeu canviar la configuració o obtenir més informació a la nostra política de cookies.     ACCEPTAR